Nuestro fantasma del consumo cada vez da más miedo, estamos descubriendo muchas cosas que aumentan el consumo innecesario de energía